¿Qué pasa después que he sido añadido a la Iglesia de Cristo?

¿Qué pasa después que he sido añadido a la Iglesia de Cristo?

Muchas cosas pasan después que la persona ha sido añadida a la Iglesia de Cristo. Primeramente observemos lo que ha pasado en la vida de la persona que ha aceptado y obedecido el Evangelio de Cristo.

Recordemos que sólo existe una Iglesia la cual fue establecida y comprada con la sangre de Cristo (Mt. 16:18; Hch. 20:28). Los que han obedecido al Evangelio de Cristo han sido añadidos a esa única Iglesia (Hch. 2:47) La Biblia nos enseña que en ese cuerpo están los que habían de ser salvos (Hch. 2:47), lo cual implica que los que obedecen necesitan mantenerse en la condición de salvos para poder finalmente entrar al cielo y recibir la corona de vida que Dios y Cristo han prometido a los que se mantienen fieles (Ap. 2:10) Ahora, observemos lo que las personas necesitan hacer ahora que han sido añadidos al cuerpo de Cristo. La Biblia nos dice claramente lo que ellos necesitan hacer para mantenerse en una condición salva.

Primeramente, leemos en el libro de los Hechos y aprendemos que aquellas personas que obedecieron el Evangelio de Cristo fueron como tres mil personas y esas personas nos dice él capítulo 2 y verso 42 continuaban haciendo ciertas cosas que Dios requiere 58 de cada Cristiano. Identifiquemos esas cosas que todos nosotros los que ya hemos sido bautizados necesitamos hacer. Primeramente, de acuerdo a Hechos 2:42 los Cristianos necesitan perseverar en varias cosas: # 1 Perseverar en la doctrina de los apóstoles

Esto es de suma importancia ya que la doctrina de los apóstoles es la doctrina de Cristo. Los apóstoles fueron enseñados por Jesucristo mismo, pero también fueron enseñados por el Espíritu Santo (Jn. 14:26; 16:13) Por esto, es de suma importancia que perseveremos en esa doctrina porque ella nos ayuda a poder saber lo que necesitamos en nuestra vida para ser aceptables a nuestro Dios (2 Ti. 3:15) y sin esa doctrina no podremos entrar al cielo (2 Jn. 9-11) Muchos recién convertidos son engañados por el error por medio de falsas enseñanzas (1 Jn. 4:1; 1 Ti. 4:1; Col. 2:8) y es por esto, que ellos necesitan perseverar en esa doctrina para que no sean engañados.

Por lo tanto, el perseverar en la doctrina de los apóstoles es algo que los recién convertidos y los que ya tienen tiempo en el cristianismo deben de hacer.

# 2 Perseverar en la comunión unos con otros—La doctrina de Cristo y de los apóstoles que es lo mismo nos enseña lo importante que es la comunión los unos con los otros. Como Cristianos necesitamos de esa comunión para ayudarnos los unos a los otros y fortalecernos los unos a los otros (1 Ts. 4:18) Los Cristianos del primer siglo gozaban de esa comunión 59 los unos con los otros (Hch. 2:44-45; 4:32) y nosotros necesitamos hacer lo mismo para que Dios nos bendiga y podamos tener una relación pacifica los unos con los otros. El Salmista David dice, “Mirad cuan bueno y cuan agradable es el habitar los hermanos juntos en armonía” (Sal. 133:1) La Iglesia del primer siglo tenía este concepto en alto y nosotros debemos de hacer lo mismo.

¿Cómo podemos gozar de esa comunión? Asistiendo a los servicios donde están los hermanos reunidos; Asistiendo a los devocionales donde los hermanos sé reúnen para adorar a Dios y gozar de esa comunión; Visitando a los hermanos en sus hogares de vez en cuando, etc. # 3 Perseveraban en el partimiento del pan—Este es otro factor muy importante que deben de tener en cuenta los Cristianos. Aquí se está refiriendo a la Santa Cena que observamos cada primer día de la semana.

La Biblia nos enseña que los Cristianos perseveraban en la Santa Cena cada primer día de la semana (Hch. 20:7; 1 Co. 11:23-26) Este es el patrón divino que tenemos para la Santa Cena y como Cristianos necesitamos hacer el esfuerzo de estar presentes para recordar ese sacrificio que Cristo hizo por nosotros. Al participar de la Santa Cena recordamos como el cuerpo de Cristo (el pan) fue crucificado en la cruz del calvario y también recordamos como la sangre de Cristo (el fruto de la vid) fue derramada en esa cruz de madera.

El no participar de la Santa Cena es no perseverar en la doctrina de los apóstoles. Por lo tanto, necesitamos 60 hacer el mejor esfuerzo de estar presentes para no desobedecer a este mandamiento. # 4 Perseveraban en las oraciones—Algo que es muy importante para poder mantener una relación muy bonita con nuestro Padre Celestial. Los Cristianos del primer siglo perseveraban en esta práctica y tenemos los ejemplos de cuando lo hacían. En Hechos 12:5 y 12 encontramos a la Iglesia haciendo oraciones sin cesar por Pedro.

Ellos oraban los unos por los otros (Ef. 6:18) y lo hacían sin cesar (1 Ts. 5:17) La oración nos ayuda para poder crecer espiritualmente. Dios necesita hombres y mujeres y jóvenes de oración. Personas que siempre se estén comunicando con Dios. La oración también nos da las fuerzas para seguir adelante (Mt. 26:41; He. 4:16) en este camino en el cual Dios nos ha llamado. Como Cristianos debemos de hacernos un hábito de comunicarnos con Dios a cada momento y esto fortalecerá nuestra relación con nuestro Creador.

ENSEÑAR EL EVANGELIO A OTROS Otro factor que se debe de tener en cuenta por los Cristianos es la necesidad de tener compasión por los demás que se encuentran en una condición de no[1]salvos (Mt. 9:36-38) Cristo nos dejó un ejemplo muy grande en Lucas 19:10 cuando dijo, “El Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” Cada Cristiano necesita considerar este ejemplo y ponerlo en práctica (1 P. 2:21; Stg. 1:22) Todos tenemos el mandamiento en Mateo 28:18-20 y Marcos 16:15-16 de ir y predicar el Evangelio a toda criatura, ósea, a toda persona que tenga la capacidad 61 de entenderlo.

Los Cristianos del primer siglo también pusieron en práctica este mandamiento (Hch. 8:4) y dado a que lo pusieron en práctica el Evangelio pudo llevarse a todo el mundo (Col. 1:5-6, 23; 1Ts. 1:8) Por lo tanto, cada vez que tengamos la oportunidad de hablarle a otros de Cristo necesitamos pensar en Cristo y en los Cristianos del primer siglo que lo hicieron y tuvieron éxito con la ayuda de Dios.

Recordemos que cuando hacemos esto no estamos solos (Mt. 28:20) ALEJARNOS DEL PECADO Algo de suma importancia que cada Cristiano necesita tener en mente es el no amar las cosas que están en este mundo (1 Jn. 2:15-17; Ro. 12:2) Si hacemos esto tendremos problemas con nuestro Dios (Stg. 4:4; 1 Jn. 2:16) ¿Por qué? Porque seremos enemigos de Dios y el amor del Padre no estará en nosotros, y tampoco tendremos al Hijo, ya que su doctrina nos enseña que nos alejemos (Ro. 13:14; Ga. 5:16; 1 P. 2:11) de las cosas que puedan contaminar nuestra vestidura con la cual hemos sido revestidos de Cristo (Ga. 3:27) PEDIR PERDON CUANDO FALLAMOS Como Cristianos, él bautizarnos no significa que somos perfectos como Cristo lo fue (He. 4:15; 1 P. 2:22) Tendremos momentos en nuestra vida cuando le fallaremos a Cristo, pero cuando esto suceda tenga en mente los siguientes consejos.

  • # 1 No le falle a Dios a propósito o voluntariamente.
  • # 2 Cuando le falle, arrepiéntase y pídale a Dios que le perdone (Hch. 8:22; 1 Jn. 1:9)62
  • # 3 Recuerde que tiene un abogado con Cristo (1 Jn. 2:1) pero esto no significa que tienen licencia para pecar.
  • # 4 Recuerde que el pecado trae consecuencias (Ro. 6:23)

# 5 Recuerde que el pecado estorba nuestras oraciones (Jn. 9:31; Pr. 15:29) Así que, cuando le falle a Dios, procure de ponerse a cuentas con él para que cuando Cristo venga usted esté preparado y no se aleje con vergüenza (1 Jn. 2:28) Antes de pecar piense en las consecuencias y esto le ayudará a no caer en el error. MANTENGASE ALERTA Como recién convertido usted ahora tiene un enemigo, y ese enemigo se llama Satanás.

Las Escrituras nos dicen que Satanás anda como león rugiente buscando alrededor a quien devorar (1 P. 5:8) y no descansara hasta verlo caer, hasta verlo como usted le desobedece a Dios.

Pero si usted pone en práctica la Palabra de Dios, usted podrá vencer a Satanás (Sal. 119:11; Mt. 4:4, 7, 10) teniendo en mente las Escrituras y poniéndolas en práctica. Recuerde que usted tiene una espada de dos filos (He. 4:12; Ef. 6:17) y con esa espada podrá vencer al enemigo.

Por esto, es de suma importancia que estudie las Escrituras cada vez que tenga la oportunidad para que usted este muy bien familiarizado de quien es el enemigo y como vencerlo. La Biblia nos exhorta a estudiar su contenido (2 Ti. 2:15; 1 Ti. 4:13)63 MANTENERNOS FIELES HASTA EL FIN Tratemos lo mejor posible de mantenernos fieles para que podamos ver a nuestro Dios (He. 12:14; Mt. 5:8) Tenemos una responsabilidad de ser santos porque Dios es Santo (1 P. 1:15-16) Por lo tanto, no demos lugar al diablo (Ef. 4:27) sino más bien pongamos a Dios en primer lugar (Mt. 6:33) para que nos bendiga y nos guarde y al final nos conceda la vida eterna (Tito 1:2) que está en Cristo (1 Jn. 5:11) Esto y mucho más necesita hacer el recién convertido y los que ya tienen tiempo en el cristianismo.

Al leer usted las Escrituras, usted se dará cuenta que otras cosas requiere Dios de usted. Le animamos a que no se desanime. No deje que nadie lo desanime (Fil. 1:28) sino más bien siga adelante haciendo la voluntad de Dios y algún día no muy lejano estaremos en el cielo para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.