¿Necesito ser miembro de la Iglesia de Cristo para entrar al cielo?
SELECCIONA EL TEXTO PARA PODER ESCUCHARLO TEXTO EN AUDIO

ÍNDICE

Esta es una pregunta muy importante de la cual espero podamos dar una respuesta correcta conforme a lo que las Escrituras nos enseñan.   ¿Necesito ser miembro de la Iglesia de Cristo para poder entrar al cielo? Muchos hoy en día enseñan que todas las Iglesias irán al cielo.  No importa lo que tú creas, todo y cuando creas en Dios, tú vas hacer salvo.  Esta es la mentalidad que existe en el mundo religioso y a veces aun en la hermandad.   Para poder responder a esta pregunta necesitamos considerar ciertos pasajes que las Escrituras nos enseñan.

LO QUE DIOS NOS ENSEÑA EN CUANTO A LA SALVACIÓN

Hay un solo camino al cielo (Mt. 7:13-14). Ese camino  es  Cristo  (Jn.  14:6)  dado  a  que  no  hay salvación en ninguno otro (Hch. 4:12).   Cristo es el único mediador entre Dios y los hombres (1 Ti. 2:5), esto excluye cualquier otro mediador.   Entonces, teniendo estos pasajes en mente, ¿qué es lo que podemos concluir? Concluimos que  la  salvación se encuentra en Cristo y que tenemos que venir a Él para poder ser salvos.

Ahora surge otro factor de importancia, ¿Quién es la Iglesia?  La Iglesia es el cuerpo de Cristo; aquellas personas que han obedecido la voluntad de Dios (no el edificio donde usted se reúne).   No cualquier persona es miembro de la Iglesia de Cristo dado a que no  todos  quieren  seguir  a  Cristo  y  su  doctrina. Pasajes como Hechos 2:41 y 47 explican quiénes son la Iglesia de Cristo. Los que han recibido su palabra y han sido bautizados para el perdón de pecados, estos han sido añadidos a la Iglesia de Cristo.

Tenemos que entender que la Iglesia es el cuerpo de Cristo como  Pablo nos  lo  enseña en  los  siguientes pasajes (Col. 1:18, 24; Ef. 5:23). Entonces, los que son añadidos  a  la  Iglesia,  son  añadidos  al  cuerpo  de Cristo.     Pero  surge  otra  pregunta,  ¿Cómo  puedo entrar en la Iglesia? La respuesta es simple: obedeciendo la voluntad de Dios, y la voluntad de Dios enseña que debo Escuchar el mensaje de salvación  para  poder  obtener  fe  (Ro.  10:17);  debo creer en Cristo (Jn. 3:16); debo arrepentirme de mis pecados (Hch. 2:38; Lc. 13:3, 5); debo de confesar a Cristo (Hch. 8:37; Ro. 10:9-10) y debo de ser bautizado (Mr.  16:16;  Hch.  2:38;  22:16;  Ga.  3:27)  para  poder entrar en Cristo.   La palabra “revestir” viene de la palabra griega (enduo) y significa: ponerse algo, vestirse, entrar en algo (ropa)   Por lo tanto, cuando somos bautizados somos revestidos de Cristo y entramos en Cristo, en Su cuerpo.

Cuando  la  persona  entra  en  Cristo,  esa  persona entra donde están todas las bendiciones espirituales (Ef. 1:3); También entra en una condición de no- condenación (Ro. 8:1) y viene a ser una nueva criatura en  Cristo (2  Co.  5:17;  Ro.  6:4)    Por  lo  tanto,  estar revestido de Cristo es de suma importancia, ya que si estamos en Cristo estamos en su cuerpo y él salvará su cuerpo (Ef. 5:23).

Si no soy bautizado conforme a las Escrituras, entonces  no  puedo:     #  1  Ser  perdonado  de  mis pecados y si no soy perdonado de mis pecados no puedo entrar al cielo (Ap. 21:27; Mt. 5:8; He. 12:14)  #

2  No puedo ser añadido a la Iglesia de Cristo por el

Señor mismo (Hch. 2:41, 47) # 3   No puedo ser revestido de Cristo (Ga. 3:27) # 4  No puedo estar en un lugar seguro (Ro. 8:1) # 5 No podré ser una nueva criatura (Jn. 3:3, 5) # 6 Finalmente no podré entrar al cielo y estar con los salvos (Hch. 2:47; Ef. 5:23; Mc. 16:16).

Entonces en pocas palabras, es muy esencial que yo sea miembro del cuerpo de Cristo, que es la Iglesia de Cristo para que pueda entrar al cielo algún día.  Pero, algo que es de suma importancia es: La fidelidad, si yo no soy fiel a Dios y a Su palabra, no podré entrar al cielo, aunque sea miembro de la Iglesia de Cristo.  Las Escrituras enseñan que si no soy fiel hasta la muerte no  podré obtener la  corona  de  vida  (Ap. 2:10;  Mt 24:13) y no importa si yo ya fui bautizado para el perdón de pecados, no importa si yo fui miembro de la Iglesia por muchos años, si yo no permanezco fiel a Dios no podré entrar al  cielo.   Por lo tanto, el  ser miembro de la Iglesia de Cristo no es suficiente para poder entrar al cielo, necesito hacer la voluntad de Dios y permanecer fiel a Su Palabra (Mt. 7:21; Ap. 2:10)

¿Qué pasa entonces si soy fiel, pero miembro de otra Iglesia, menos la Iglesia de Cristo? ¿Podré entrar al cielo?  En primer lugar no está siendo fiel porque no está en el cuerpo de Cristo y no está obedeciendo la doctrina de Cristo la cual es muy importante (2 Jn. 9).  Necesita ser miembro de ese cuerpo y ser fiel para poder entrar al cielo.

Recuerde que Cristo viene por una Iglesia gloriosa, sin mancha y sin arruga (Ef. 5:26-27), y si usted y yo no nos preocupamos por ser esa Iglesia gloriosa, sin mancha y sin arruga no podremos entrar al cielo.

Por lo tanto, el ser miembro de la Iglesia de Cristo es esencial para su salvación, pero, esa membresía debe de ir acompañada de la fidelidad y obediencia, de otra manera no podremos ver a Dios (He. 12:14). Entonces concluimos que sí necesita ser miembro de la  Iglesia de  Cristo para  poder entrar al  cielo,  esa Iglesia de la cual habla el Nuevo Testamento (Mt. 16:18; Hch. 20:28).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.