¿Cómo podemos comprobar con qué frecuencia se participa de la Santa Cena?

La actitud en cuanto a la respuesta de esta pregunta
debería de ser, ¿Qué dice la Biblia? Y las Escrituras
nos proveen la respuesta a esta muy importante
pregunta. Ha existido mucha controversia en cuanto
a la participación de la Santa Cena; unos dicen que se
debe de observar 4 veces al mes para poder dar más
tiempo a la preparación de esa observancia. Otros
dicen, “la Biblia no nos da ejemplo en cuanto a cuando
participaban los Cristianos del primer siglo”; otros dicen,
“No importa cuando lo hagas, todo y cuando lo hagas en el
año y recuerdes la muerte de Jesús”. Estas son solamente
sugerencias y opiniones, pero debemos recordar que
si hablamos de la Palabra de Dios, tiene que ser
conforme a lo que Dios nos ha dicho y enseñado en
las Escrituras (1 P. 4:11; Jonás 3:2; 1 Rey. 22:14).
Ahora, ¿Cómo podemos comprobar que la Santa
Cena se debe practicar cada primer día de la semana?
Bueno, podemos observar los siguientes puntos muy
importantes.

El significado del domingo para los Cristianos
El significado del domingo para los Cristianos es de
suma importancia, ¿Por qué? Porque en ese día se
llevó a cabo la resurrección de Cristo (Mc. 16:1; Lc.
23:1; Jn. 20:1); Jesús se reunió con sus discípulos
después de la resurrección, y ese día fue domingo (Jn.
20:19, 26); La Iglesia fue establecida en el día de
Pentecostés, y ese día es domingo (Hch. 2); La Iglesia
se reunía en el primer día de la semana (Hch. 20:7; 1
Co. 16:2). Como podemos ver el domingo tiene un
significado enorme para los Cristianos del primer
siglo. No hay ninguna referencia en cuanto a los
Cristianos reuniéndose el sábado para adorar a Dios y
participar de la Santa Cena. Cada vez que los
apóstoles iban a la sinagoga en día de reposo, que
equivale a sábado, no iban para adorar, sino para
exponer la Palabra de Dios a los que estaban
presentes; iban para hablarles de Cristo (Hch. 13:5;
14:1; 17:2, 17).
Otro punto importante es: la conexión doctrinal
entre la Santa Cena y el domingo
La muerte de Jesús y su resurrección están
conectadas con la observancia de la Santa Cena (1 Co.
11:26) “Así, pues, todas las veces que comieres este
pan, y bebieres esta copa, la muerte del Señor
anuncias hasta que él venga.” No se puede decir que
debemos de reunirnos el primer día de la semana, sin
decir que debemos de participar de la Santa Cena en
ese día.

Citas que mencionan la Santa Cena
El Nuevo Testamento nos enseña que los Cristianos
perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en el
partimiento del pan, en la comunión los unos con los
otros y en las oraciones (Hch. 2:42). En este texto, “El
partimiento del pan” es una referencia a la Santa
Cena, ahora, ¿Cómo podemos estar seguros que se
está refiriendo a la Santa Cena? Bueno muy simple, la
frase “El partimiento del pan” el artículo “el” en el
griego indica un evento particular bajo consideración,
y es diferente de una comida común. Otra cosa, el
partimiento del pan está enumerado con otras
actividades religiosas llevadas a cabo por los
Cristianos. El texto también menciona la palabra
“Perseveraban” lo cual indica una acción continua,
una práctica acostumbrada, aunque la frecuencia con
la que se hacía no es mencionada, como quiera
podemos observar que la Iglesia participaba
frecuentemente (Perseveraban).
Otra cita es Hechos 20:7 donde el texto nos declara
claramente el propósito por el cual los discípulos se
reunieron el primer día de la semana. “El primer día
de la semana, reunidos los discípulos para partir el
pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día
siguiente; y alargo el discurso hasta la medianoche.”
Aquí Lucas nos enseña que los discípulos se
reunieron para partir el pan, lo cual es referencia a la
Santa Cena. El artículo “el” aparece antes de la
palabra pan, y recordamos que este artículo “el” en el
griego indica un evento particular bajo consideración
y es diferente de una comida o alimento común. El

verso 7 y 11 mencionan el pan y en ambos versos
aparece el artículo antes de la palabra pan. V. 11
partido el pan y comido son dos cosas diferentes;
donde partido el pan se refiere a la Santa Cena y
comido se refiere a un alimento común.
Por lo tanto, podemos observar que la Iglesia se
reunía para participar de la Cena del Señor el primer
día de la semana (Hch. 20:7); para participar de las
ofrendas el primer día de la semana (1 Co. 16:2). En 1
Corintios 11 la Iglesia se reunía para participar de la
Santa Cena, pero ellos lo estaban haciendo
desordenadamente, estaban abusando de la Santa
Cena. Por esto, Pablo los exhorta y les llama la
atención diciendo, “cuando, pues, os reunís vosotros,
esto no es comer la cena del Señor” (1 Co. 11:20), en
otras palabras, les trata de decir, ¡ustedes deberían de
reunirse para participar de la cena del Señor, pero no
se reúnen para eso, sino para otra cosa, para abusar
de la cena del Señor! V. 33 también muestra que se
reunían para participar de la cena del Señor: “Así que,
hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos
unos a otros.” Cuándo os reunís a comer ¿Qué? La
cena del Señor.
Además de toda esta información, la historia de los
padres apostólicos como Barnabas, Justin Mártir,
Clemente de Alejandría, Orígenes, y Cipriano,
proveen información y estuvieron de acuerdo que los
Cristianos del primer siglo tomaron la cena del Señor
el primer día de la semana y no en otro día. No hay
autoridad bíblica para observar la cena del Señor en
sábado u otro día de la semana, aparte del domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.