24 septiembre 2020
Serie : Evangelismo

Plan de Salvación

Plan de Salvación

TODOS SOMOS PECADORES
“Por cuanto todos pecaron,
y están destituidos de la gloria de Dios”
Romanos 3:23
…………………………………………………………..
Ante los ojos de Dios cada ser humano desde el mismo nacimiento nace con una
naturaleza caída, nace concebido desde una raíz de pecados y sin la posibilidad de
acercarse a Dios. Aunque piense y crea en cierto modo que existe un Dios, no es capaz
de tomar la iniciativa de vivir bajo sus preceptos porque en su mente están las cosas
que se perciben, que se siente y que agradan en este mundo, no el mundo espiritual y
Dios que es espíritu.
Como todos los seres humanos pensamos y hacemos lo malo, no pensamos mi actuamos
conforme a lo dicho por Dios y declarado en su Palabra, la Biblia, estamos
inevitablemente alejados de Dios.
Dios es extremadamente santo y el hombre extremadamente impuro, con malos
pensamientos, mal actuar. Somos incompatibles

LA PAGA DEL PECADO ES LA MUERTE
“Porque la paga del pecado es muerte, mas la
dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús
Señor nuestro”
Romanos 6:23
…………………………………………………………..
El vivir errados y bajo las direcciones del pecado nos deshabilita para poder llegar a
Dios.
Por haber caído en pecado Adán y Eva, como representantes de los seres humanos,
murieron bajo el mandato de Dios. Nosotros tenemos una naturaleza humana como
Adán y Eva por eso nuestra condición humana nos lleva a heredar esa maldición
generacional hecha a estos dos.
Qué significa la muerte

Significa la separación de la vida y la separación de Dios. Tenemos una doble condena
a muerte, morir físicamente que es cuando nuestro cuerpo queda sin vida y la muerte
espiritual cuando pasamos a un lugar de castigo por causa de nuestros pecados, “El
Infierno” y allí estamos separados eternamente de Dios
Todo pecador inevitablemente debe morir por causa de atentar deliberadamente
contra lo establecido por Dios

CRISTO MURIO EN NUESTRO LUGAR
“Mas Dios muestra su amor para con nosotros,
en que siendo aún pecadores, Cristo murió por
nosotros”
Romanos 5:8
…………………………………………………………..
Sin la mas minima de posibilidades de cumplir la ley de Dios escrita por Moisés
(Antiguo Testamento) dado que el solo buscaba satisfacer sus deseos humanos antes
que los de Dios e intentaba llegar a Dios a través de métodos (religión) y nunca lo podía
alcanzar dado que para estar bien delante de Dios debíamos cumplir toda la ley de Dios
en su totalidad; 10 mandamientos y todas las leyes levíticas (617 leyes).
10 mandamientos: Mr. 12.28-34
Leyes levíticas: Toda la legislación escrita en el libro de Levíticos, era la ley ceremonial
para la limpieza y pureza en cuanto al pecado.
Nadie pudo cumplir todos los preceptos de la ley, quizás si algunos. Todos estábamos
condenados.
Pero Dios en su vasto amor hacia los hombres envía a Jesús a cumplir cada
precepto de la ley y ocupar nuestro lugar en la cruz, tomo cada maldición, cada
argumento que podíamos tener en nuestra contra y se la llevo a la cruz, se hizo pecador
por nosotros. Mt. 5: 17-20

SI CREES DE VERDAD EN ÉL SERAS SALVO
“Que si confesares con tu boca que Jesús es el
Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le
levantó de los muertos, serás salvo”
Romanos 10:9
…………………………………………………………..
Al morir y resucitar en nuestro lugar Jesús venció al pecado y a la muerte. Si hubiera
muerto con un solo pecado la muerte lo hubiera retenido, tenia derechos de hacerlo pues
Dios había decretado que cualquiera que pecaba moría.
Jesús murió limpio y sin manchas delante de Dios, la muerte fue vencida por el y el
pecado perdió su poderío sobre él.
Nosotros al creer en el tenemos el perdón de pecados y la salvación eterna. El pagó el
precio, cumplió la ley que nos exigía morir y estar eternamente condenado a estar
separado de Dios.
Al resucitar nos dio la vida eterna a nosotros. Su sangre fue ofrecida en la cruz para
limpieza de nuestros pecados.
Él pago el precio, el ser humano que ha sido elegido por Dios para ser salvo no tiene
nada que hacer para ser salvo solo creer en Jesús

SI CREES EN ÉL TENDRAS VIDA ETERNA
“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi
palabra, y cree al que me envió, tiene vida
eterna; y no vendrá a condenación, mas ha
pasado de muerte a vida”
Juan 5:24
…………………………………………………………..
La única forma de obtener el perdón de pecados y consecuente vida eterna es a través de
la fe en Cristo.
¿Como tengo fe en Cristo? Conociendo lo que dicen de el las Escrituras y creyéndola en
mi corazón. Las Escrituras dicen que el en amor nos escogió desde antes de la fundación
del mundo y nos predestino a salvación (Ef. 1). La obra queda consumada cuando yo
creo esa verdad para mí, la tomo como una verdad, la creo y la proclamamos.
La salvación es por pura fe, toda la obra de salvación y el cambio de las cosas malas en
mi pensar, en mi obrar, las hace El Espíritu Santo de Dios en mi. Como lo hace a través
del contacto con la Palabra de Dios. No puedo hacer absolutamente nada que me lleve a
la salvación, mis buenas obras, mis sacrificios personales, mis ayunos, oraciones no me
llevan a ser salvo. Solo la fe en Jesús que es el único camino a Dios el Padre me hace
salvo

TU PUEDES SER SALVO AHORA:
“Mas a todos los que le recibieron, a los que
creen en su nombre, les dio potestad de ser
hechos hijos de Dios”
Juan 1:12
…………………………………………………………..
Dios llama a todos aquellos que creen en Jesús, o sea, a aquellos que tienen fe en Jesús,
sus hijos.
Ya no somos más esclavo o siervos de Dios, somos sus hijos.
¿Que representa ser hijos de Dios? Representa que somos sus herederos, que estamos
cerca de él, que el nos cuida y protege, que tenemos un valor y una identidad personal
para con el.
No somos un accidente de la naturaleza, somos elegidos por Dios para ser perdonados
por la sangre de Cristo y gozarnos a pesar de los problemas y dificultades del diario
vivir. Gozarnos porque tenemos paz en nuestro corazón, porque tenemos una esperanza
de vida eterna junto a nuestro Dios, no estamos más condenados, ya fuimos lavados de
nuestra antigua vida.

¿Como crezco como hijo de Dios? Por sobre todas las cosas desarrollando mi fe en
Jesús, buscando conocer mas de Él en las Escrituras, conociendo y creyendo. La obra
esta terminada en Él y no en mi esfuerzo.
Lo único que te queda es dar frutos de ese cambio que Dios hizo en ti, así a partir de tus
acciones como hijo de Dios muchos conocerán a este Padre amoroso, protector,
corregidor y que se deleita al escuchar tu voz
La salvación es por pura fe. La obra de salvación la hace Dios y no el hombre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *