21 mayo 2021
Serie : Doctrinas

DANDO A DIOS, ES COMO SE DESARROLLA EL CARÁCTER

DANDO A DIOS, ES COMO SE DESARROLLA EL CARÁCTER

 

PROPÓSITO DEL SERMÓN:
Mostrar a la Iglesia que: “Un carácter formado a la semejanza divina, es el único tesoro,
que podemos llevar de este mundo para el venidero.” PVGM, 311
TEXTO PRINCIPAL:
“Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.”
San Juan 13:15
INTRODUCCIÓN
Vivimos en un tiempo, cuando con mucha facilidad y casi a la perfección se hacen
grandes imitaciones de personajes importantes. El mejor imitador americano, Andrei,
imita a los grandes personajes de su país, él para poder hacerlo a la perfección se
prepara de la siguiente manera:
 Mira el video del personaje a imitar, un promedio de 3 horas diarias por 6 meses
 Asiste a sus presentaciones durante dos meses.
 Lee en los periódicos todos los pronunciamientos que hace su “personaje” por
espacio de 6 meses. Esto es para adaptarse al modo de pensar de el.
 Luego, viste ropas usando el estilo y corte del personaje a imitar.
 Después mirándose en un espejo por un mes se maquilla cada día de diferentes
maneras, ensaya sus gestos, su voz, y modo de caminar.
 Todo esto lo graba y lo filma, y lo ve cada día hasta que sale la imitación “perfecta”
Nosotros para imitar a Jesús que es el mejor de todos los modelos, no podemos hacer
como ese artista. Sin embargo, podremos llegar a imitar a Jesús en su carácter con la
valiosa ayuda del Espíritu Santo, aplicando en nuestra vida las cualidades que él nos dejó
como ejemplo. Hay, dos cualidades maravillosas del carácter de Cristo que presentaré en
esta reflexión, para que podamos llegar a imitarlo.
I. ¿COMO ES EL CARÁCTER DE CRISTO?
El carácter es la expresión habitual de las cualidades que distinguen a una
persona. En la persona de Cristo, además de otras, hay dos hermosas cualidades
que lo distinguen, es su amor y el acto de dar. Juan 3:16,
A. DOS CUALIDADES MARAVILLOSAS DEL CARÁCTER DE CRISTO QUE
DEBEMOS IMITAR:
1. Imitemos la forma cómo él nos AMÓ.
“De tal manera AMÓ Dios al mundo” Juan 3:16
a. Nos ama porque es la fuerza predominante de su gobierno
b. Nos ama desde la eternidad
c. Nos ama sin que lo merezcamos
d. Nos ama antes de que existamos.
e. Nos ama, no necesariamente porque le amamos, sino porque
somos objeto de su creación y redención.
f. Él, mostró la esencia de su amor, cuando lo sacrificó todo en
favor nuestro.

2. Imitemos su entrega y su acto de DAR.
El amor, es un principio divino que sólo se puede expresar y
demostrar en forma concreta al DAR.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha DADO a su Hijo
unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas
tenga vida eterna” Juan 3:16.
El amor de Cristo por nosotros los pecadores, lo indujo a dar todo lo
que tenia para la salvación nuestra. La esencia del amor, es sacrificar
el yo en favor de otros. En Cristo, Dios dio todos los tesoros del cielo.
II. ¿PODEMOS IMITAR ESTAS DOS CUALIDADES DEL CARÁCTER DE CRISTO?
Sí, es posible.
A. EL AMOR, QUE ES LA PRIMERA CUALIDAD DE CRISTO, NACE EN
NUESTROS CORAZONES Y ESTE NOS TRANSFORMA CUANDO
CONTEMPLAMOS A JESUS
“Por tanto, nosotros todos, contemplando a cara descubierta, como en un
espejo la gloria del Señor, somos transformados…” 2 Cor. 3:18 pp.
“Fije el pecador arrepentido sus ojos en el “Cordero de Dios que quita el
pecado del mundo”, y contemplándolo se transformará.
 Su temor se transforma en gozo,
 Sus dudas en esperanza,
 BROTA LA GRATITUD,
 EL CORAZÓN DE PIEDRA, SE QUEBRANTA,
 UNA OLEADA DE AMOR INUNDA SU ALMA
 Cristo es en él una fuente que brota para vida eterna.
Cuando vemos a Jesús, Varón de dolores y experimentado en quebrantos,
trabajando para salvar a los perdidos, despreciado, escarnecido, echado de
una ciudad a la otra hasta que su misión fue cumplida; Cuando lo
contemplamos en el Getsemaní, sudando gruesas gotas de sangre, y
muriendo en agonía sobre la cruz; cuando vemos eso, no podemos ya
reconocer el clamor del yo. Mirando a Jesús,
 NOS AVERGONZAREMOS DE NUESTRA FRIALDAD,
 DE NUESTRO LETARGO, DE NUESTRO EGOÍSMO.
 Estaremos dispuestos a ser cualquier cosa o nada, para servir de todo
corazón al Maestro.
 Nos regocijará el llevar la cruz en pos de Jesús, el sufrir pruebas,
vergüenza o persecución por su amada causa.” DTG, 407

B. EL DAR, LA SEGUNDA CUALIDAD DE CRISTO, PRACTICADA
CONSTANTEMENTE RESTAURARÁ LA IMAGEN DIVINA EN
NOSOTROS.
“Mas bienaventurado es dar que recibir” Hechos 20:35 úp.

3

1. Se restaura la imagen divina a través de la benevolencia
“La gloria del evangelio consiste en que se funda en la noción de que
se ha de restaurar la imagen divina en una raza caída por medio de
una constante manifestación de benevolencia” CSM, 16
2. Para el desarrollo del carácter, Dios estableció la beneficencia
“Dios ha establecido el sistema de la beneficencia para que el hombre
pueda llegar a ser semejantes a su Creador, de carácter generoso y
desinteresado, y para que al fin pueda participar con Cristo de una
eterna y gloriosa recompensa.” CSM, 17

III. CUANDO EXISTE EL VERDADERO AMOR DE CRISTO EN NUESTROS
CORAZÓNES NO NECESITAMOS HACER ESTAS COSAS:
A. NO DEBEMOS ESPERAR QUE HAYA UNA NECESIDAD EN LA IGLESIA
PARA DAR OFRENDAS
“Cada uno de cómo propuso en su corazón: no con tristeza. ni por
necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” 2 Cor. 9:7
Dios no nos pide que demos por necesidad. Esperar que haya un proyecto
o una necesidad para dar no armoniza con el plan de Dios. La necesidad no
es el motivo que debe impulsarnos a dar. Nosotros debemos dar porque
nuestra vida está tan llena del amor a Dios, que no podemos retener su
amor y su vida. El acto de dar es una expresión de amor. Lo único que
podemos dar es nuestro amor, expresado en una ofrenda continua.
Cristo se dio a sí mismo antes que el ser humano fuese creado, porque ya
nos amaba. No esperó la caída, el pecado de nuestros primeros padres para
darse a sí mismo por nosotros. Él no esperó la necesidad para darse a sí
mismo.
B. NO DEBEMOS ESPERAR PRESIONES O APELACIONES PARA DAR
Cuando el amor de Dios está presente en nuestra vida, no necesitamos ser
presionados para dar ofrendas. Las ofrendas por presión se dan de mala
voluntad y son semejantes a la ofrenda de Caín. Sin embargo, cuando la
motivación para dar es el amor a Dios, entonces es imposible dejar de dar.
En vez de esperar que alguien nos persuada o presione, busquemos dónde
depositar nuestras donaciones de amor.
Observemos cómo los primeros creyentes de Macedonia dieron para sus
hermanos necesitados, por amor, más de lo que les era posible dar. Pablo
hablando de ellos dice:
“Pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de
participar en este servicio (ofrendas) para los santos.” 2 Cor 8:4
“El espíritu de liberalidad cristiana se fortalecerá a medida a medida que se
lo ejercita, y no necesitará estimulación malsana.” CSM 34

4

C. NO DEBEMOS BUSCAR SUBSTITUTOS DE LAS OFRENDAS
“Los hombres rehusan dar por amor a Dios, pero están dispuestos a
entregar su dinero por amor a los placeres, la complacencia del apetito y
razones egoístas.” CSM, 214

CONCLUSIÓN
A. NOSOTROS PODEMOS CRECER Y MADURAR EN NUESTRAS DÁDIVAS
Vea en la escalera de la madurez de nuestras dádivas, en qué peldaño se
encuentra, y luego tome una firme decisión de llegar al último.
1. Primer peldaño
a. Usted da sus ofrendas sin sentir la alegría de dar, y cuando alguna
cosa no le agrada en la iglesia deja de dar por completo y busca mil
disculpas para no hacerlo.

2. Segundo peldaño
a. Usted solo da para proyectos o emergencias que le parecen
interesantes, y cuando cesa el proyecto, también cesa su ofrenda.
Espera apelaciones fuertes, pues no da con prontitud sus ofrendas.

3. Tercer peldaño
a. Usted entendió el plan de benevolencia sistemática y da una cantidad
pequeña como ofrenda. Pero lo bueno es que ahora lo está
planificando con su familia. Sin embargo, aún no alcanzó el potencial
de generosidad con sus dádivas.

4. Cuarto Peldaño
a. Reconoce que Dios es propietario de todo
b. Practica la benevolencia sistemática

c. Planifica con su familia sus ofrendas; no las restringe solamente a
cosas que le interesan.
d. Sus ofrendas aumentan a medida que aumentan sus entradas.
5. Quinto peldaño
a. Reconoce que Dios es propietario de todo
b. Practica la benevolencia sistemática
c. Planifica con su familia sus ofrendas
d. Sus ofrendas aumentan con sus entradas
e. Entró en UN PACTO DE SACRIFICIO CON DIOS. Separó un % de
sus entradas como pacto (un segundo diezmo)

Su corazón transborda del amor de Cristo. Usted no da para
proyectos. Usted siente que está dando a Dios.

LLAMADO: Tome su decisión de imitar a Jesús en su amor y sus dádivas.
Propóngase alcanzar el quinto peldaño en el crecimiento de sus dádivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *