¿Por qué en la iglesia dicen que hay que esperar hasta el matrimonio para tener sexo?

Dios inventó el sexo con dos motivos: Uno, la multipli-cación (lo tenemos en el libro de Génesis) y el otro, el placer (lo tenemos el libro de Cantares, y el apóstol Pablo también habla de eso). Por eso me fastidia cuando veo que en algunos círculos religiosos se habla del sexo como si fuera algo malo. ¡El sexo es algo bueno, como todo lo que hizo Dios!

Lo que sucede es que con algo bueno también nos podemos lastimar. Eso mismo sucede, por ejemplo, con el fuego. ¿Quién puede decir que el fuego sea algo malo? El fuego es sensacional para cocinar y para mantenernos calientes en lugares de frio. Pero con el fuego también nos podemos quemar, y por eso hay que tener ciertos cuidados … ¡Lo mismo pasa con la sexualidad!

La intimidad sexual entre dos personas crea no solamente un lazo físico sino también uno emocional y otro espiritual. Estos tres tipos de lazos son diferentes entre sí aunque también dependen el uno del otro. Y por más que la sociedad y la industria pornográfica intenten convencernos de que las relaciones sexuales son solamente algo físico, no hay manera de negar que la intimidad sexual afecta también nuestras emociones y nuestro espíritu.

Grábate esto: Dios quiere lo mejor para nosotros y por eso mismo es que quiere que DIFRUTEMOS las relaciones sexuales y no que nos LASTIMEMOS con las relaciones sexuales. Es por eso que la Biblia nos enseña a reservarlas para el matrimonio. Ahí hay una situación de pleno compromiso entre dos personas. No es solamente una declaración de deseos e intenciones, sino que es una realidad legal y practica. Y eso crea un compromiso pleno entre los miembros de la pareja casada. Los dos se han hecho uno, y entonces la intimidad sexual es simplemente un reflejo de eso.

Sin el pleno compromiso  que te da el marco del matrimonio te expones demasiado a que tu corazón, tus emociones y tu espíritu sean lastimados y corrompidos.

Por ultimo, es bueno tener en claro que la Biblia no solamente nos anima a evitar el acto sexual fuera del matrimonio, sino que también nos dice que debemos alejarnos de toda inmoralidad sexual, porque ella nos corrompe. Y Dios está interesado en la pureza porque la pureza del corazón y los pensamientos es el ámbito necesario para que en nosotros crezca su amor.


« Volver a las preguntas frecuentes
Gracias Por Seguir nuestro trabajo Bendiciones : )