¿Cuál  es la mejor manera de distinguir 

mi vocación?

Mira tus manos unos segundos. ¿Qué tienes ahí diferente a otros? No, no me refiero a la mugre del día ni a si te has cortado o no las uñas últimamente. Me refiero a que tienes unas huellas digitales que NADIE más en el mundo tiene. Yes! Hay millones de seres humanos en este planeta y nadie, absolutamente nadie, tiene tus mismas huellas digitales. ¿Te sientes especial? ¡Lo eres!

 

Por eso tu vocación es tan importante. No se trata solamente de saber de qué vas a vivir o trabajar, o qué carreara te gustará más o será más fácil. Desde la perspectiva cristiana, tu vocación tiene que ver con tu llamado. Dios te hizo para que dejes una marca en este mundo que nadie más puede dejar. Para eso es que debes encontrar tu vocación. De nuevo tengo que recomendarte que comiences leyendo la respuesta a la pregunta anterior antes de avanzar.

… ¿Listo? Vamos.

Dos herramientas prácticas que se pueden usar para definir tu vocación son la experiencia y los tests vocacionales. La experiencia la puedes obtener, antes de involucrarte en una carrera o profesión, haciendo algo similar a lo que quieres estudiar o relacionándote con gente que hace exactamente eso que quieres estudiar. Por ejemplo, si quieres estudiar abogacía y nadie en tu familia es abogado, búscate alguno en la iglesia y pídele compartir un rato de su trabajo … Ejem, ¿te suena medio complicado eso? Bueno, pensé que estábamos hablando de algo importante. Es tú vocación y no la mía, y esta es una cuestión demasiado importante como para que no hagas las tareas que te sugiero.

 

Sigo con los ejemplos. Si quieres ser medico, ayuda a médicos en algún centro de atención o en alguna misión cristiana. Si quieres tener tu propia empresa, pasa tiempo haciéndole preguntas a algún empresario.

Yo siempre les recomiendo a los líderes de jóvenes que traigan gente para que hable de su profesión al grupo de jóvenes, y que compartan cómo se puede servir al Señor haciendo eso. Pero si tu grupo de jóvenes no lo hace (recomiéndale a tu líder de jóvenes que lea mi libro «El Ministerio Juvenil Efectivo», de Editorial Vida), toma entonces tú la iniciativa de experimentar lo más que puedas de esa profesión antes de meterte en la carrera (y no dudes en aprovechar algunas experiencias introductorias que ofrecen ciertas universidades).

 

Luego están los tests. Gracias a Dios, los campos de la psicología y de la pedagogía han avanzado muchísimo en los últimos años, y hoy hay más y más herramientas para que puedas conocer tu temperamento, tu carácter y tus inclinaciones personales. Un material excelente es «¿Y qué voy a hacer con mi vida?», de Diane Lindsey Reeves, Especialidades Juveniles, Editorial Vida. Y también te puede ayudar muchísimo el libro:

«Por favor, comprendeme» de David Keirsey (hay diferentes ediciones según los distintos países).


« Volver a las preguntas frecuentes
Gracias Por Seguir nuestro trabajo Bendiciones : )