Discipulado Primeros Pasos/ Un modelo a seguir
Acerca de las clases

¿Por Qué tengo que ser salvo?

Primero que todo tenemos que saber qué fue lo que hicimos, para tener que ser perdonados, y liberados de la condenación eterna. Todos tenemos muchas preguntas, que nos hacen dudar de la verdad de Cristo, hoy con la guía del espíritu de Dios, responderemos algunas de esas preguntas, mientras Aprendemos del amor de Dios. El saber que puedes contar con ayuda en los momentos más difíciles de nuestras vidas, que estaremos seguros de que tenemos al creador del mundo y al espíritu santo como nuestro guía y consejero, eso nos llega de gozo y satisfacción. Respondamos algunas preguntas que serán primordiales en nuestro crecer en el camino de Dios, en la nueva vida en Jesucristo; Preguntas que nos ayudarán a saber más del plan de salvación, que Dios diseñó para nuestras vidas, una vida plena en las cosas hermosas que Dios creó, para que las disfrutes y vives con alegría. El saber que puedes contar con ayuda en los momentos más difíciles de nuestras vidas, que estarémos seguros de que tenemos al creador del mundo y al espíritu santo como nuestro guía y consejero, eso nos llega de gozo y satisfacción.

Un Modelo a Seguir | Ministerio el Arte de Servir

Estas Preguntas se desarrollan conforme avance la lectura.
1. ¿Ser salvo de qué, que hice yo para ser condenado?

2. ¿Quién es Jesús? 3. ¿La salvación es para los judíos o para los gentiles?

4. ¿Cómo sabré cual es la verdad y qué es mentira?

5. ¿Qué es el pecado?

6. ¿Qué pasará sí creo en otra forma de salvación?

7. ¿Puedo ser salvo por mis obras?

8. ¿Si creo en cristo tengo que cambiar de religión?

9. ¿Todos somos hijos de Dios?

10.El perdón

11.Yo creo que Jesús es el salvador ¿Pero yo no puedo perdonar?

12.¿La biblia es verdaderamente la palabra de Dios?

13.¿Qué es el bautismo?

14.¿Qué es el evangelio y la palabra?

15.¿A qué tengo que renunciar por Jesús?

16.¿Ya estoy listo para ser bautizado?

17.¿Qué es el arrebatamiento?

El diablo es padre de mentira y engañó en el principio a Adán y Eva, en el huerto de Edén. El diablo usó, el arma más poderosa que es la ignorancia de la humanidad y la inocencia de no saber cuál es el plan verdadero de Dios y por esto muchos se pierden porque su entendimiento se oscurece y se endurece su corazón. Esta es una realidad hoy en día porque dice el señor

“Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento” Oseas 4:6 (Reina-Valera, 1960)



 

Bookmark