ALGUNAS OBJECIONES CONTESTADAS

ALGUNAS OBJECIONES
CONTESTADAS

Hay expresiones en la Biblia que la debemos interpretar en el contexto en que fue dicho, y también
relacionándolo con el resto de la Biblia. Sabemos que muchas falsas doctrinas se han levantado a causa
de tomar un versículo bíblico y sacarlo fuera del contexto en que fue escrito. Veamos algunas citas donde
aparentemente nos hablan de un trinidad de personas y cual es la verdad acerca del pasaje en cuestión:
“Hagamos Al Hombre”
Génesis 1:26,27 dice: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen… conforme a nuestra
semejanza… Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó.”
El Diccionario define la palabra Creación como la obra de una sola persona (Juan 1:3,10; Isaías 44:24).
Aparentemente Dios no estaba solo cuando creaba el universo y todas las cosas que hay en el. Sabemos
por la Biblia que Dios es el Unico creador, ya que por la Palabra de Dios fueron hechos los cielos y la
tierra, pero en Job 38:1-7 dice: “Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino, y dijo: ¿Quién es
ése que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría? Ahora ciñe como varón tus lomos; yo te
preguntaré, y tú me contestarás. ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes
inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre qué
están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular, cuando alababan todas las estrellas del alba,
y se regocijaban todos los hijos de Dios?”
¿A que hijos de Dios se refiere el Señor? A los ángeles que estaban presentes cuando Dios hizo al mundo
(Job 38:1-7). Dios aquí habla y se dirige a los ángeles (Salmo 103:20 ; Génesis 3:23,24). Dios y serafines
aparecen juntos (Isaías 6:1-8), pero en ninguna parte de la Biblia dice que estaban presentes otras dos
personas en la creación.
Génesis 11:7,8 dice: “Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han
comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.
Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su
compañero” (compárelo con los Capítulos 18 y 19 de Génesis). Dios se apareció con dos ángeles para
advertir a Abraham que El iba a destruir Sodoma y Gomorra. Dios es uno de los ángeles, es decir, una
teofanía (Teofanía en griego significa: “manifestación visible de Dios”).
Aquí habla Jehová: Génesis 18:1-3, 13,17
Aquí hablan los Ángeles: Génesis 18:5,9,16,22 y 19:1
A Orillas Del Jordán, El Bautismo De Jesús
(Mateo 3:13-17 ; Juan 1:26-34)
Los que no creen que Jesucristo es el verdadero Dios, y están atados a las tradiciones religiosas, dirán
que : “La voz del cielo es el Padre, la paloma es el Espíritu Santo y Jesús es el Hijo.” Esta manifestación
visible (la paloma) era una señal para Juan el Bautista, para que él pudiera identificar al Señor Jesús,
puesto que la apariencia del Señor era igual a las demás personas, (Juan 1:26,31 y 33).

Secretaría de Educación Cristiana de Argentina 15
En Juan 3:13 dice: “Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el
cielo.” Prestemos atención. El que esta hablando y esta sobre la tierra es Jesús (el Hijo del Hombre) y esta
diciendo que él descendió del cielo pero que también esta en el cielo. La respuesta es lógica : Como
hombre estaba sobre la tierra hablando con Nicodemo, pero en cuanto a su Divinidad estaba en el cielo. Es
decir, Jesús está en la tierra y en el cielo al mismo tiempo.
Los que no creen que Jesucristo es el verdadero Dios, dicen que la voz del cielo demanda una
personalidad ; si es así, entonces sería necesario atribuir personalidad a la voz que salía del asno que
reprendió al profeta Balaam, según lo relata el libro de Números 22:28 y también las piedras según Lucas
19:40.
“Dios Mío, Dios Mío; ¿Por qué Me Has Desamparado”
(Mateo 27:46)
Algunas iglesias enseñan: “Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo; tres personas distintas pero iguales
en poder”. Pero ¿cómo es que Dios va a desamparar a otro Dios igual en poder?
Jesús en su manifestación como hombre, por medio de su naturaleza humana sintió la separación, sintió
que fue desamparado por el Padre. Jesucristo mismo hablando de su crucifixión, dijo que el Padre no lo
dejaría solo en la hora de la prueba (Juan 16:32).
Una de las pruebas indudables de que Jesús no fue desamparado, se encuentra en Hebreos 9:14 donde
dice: “…cuanto más las sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a si mismo sin
mancha a Dios…” Jesús es el Espíritu eterno, es decir, Dios mismo ; y él se ofreció asimismo ; sin embargo
en relación a su manifestación como hombre dice San Juan 3:16 : “Porque de tal manera amó Dios al
mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda mas tenga vida
eterna”. Nuevamente usamos la Llave de Isaías 9:6. ¿Está Jesús hablando y actuando como Dios o como
hombre? Sabemos que en su humanidad sintió la separación de la presencia del Padre y en esa
manifestación humana clamó al Padre. Entonces, en este verso Jesús esta actuando y hablando como
hombre.
“Aquella Gloria que Tuve Contigo Antes de la Fundación del Mundo”
(Juan 17:5)
Al tratar de explicar este capítulo a los que no creen que Jesucristo es el verdadero Dios, y que dicen :
“¿Entonces quiere decir que el Hijo estaba orando a sí mismo?” Será necesario leer y estudiar muy
cuidadosamente todo el capítulo para darnos cuenta que Jesús se consideraba Uno Con El Padre, aun
estando en oración (Isaías 66:21-23). Una vez más es necesario utilizar la Llave sobre la Divinidad : Nos
damos cuenta que fue necesario que Jesús como hombre, orara porque la Biblia dice: “Tu oyes la oración ;
a ti vendrá toda carne” ( Salmo 65:2).
El relato nos indica que el mismo Señor Jesucristo había sido glorificado en la pasada eternidad, pues de
igual manera ya había sido crucificado en la eternidad, ( Apocalipsis 13:8). Esto quiere decir que todo el
plan de salvación, había estado en la mente de Dios, pues “El es quien habita la eternidad” ( Isaías 57:15).
Leamos Jeremías 1:5, “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te
di por profeta a las naciones.” Y Romanos 4:17 “…(como está escrito: Te he puesto por padre de muchas
gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como
si fuesen”.
Es lógico que el Hijo no existió antes de Belén, donde nació, porque si así fuera sería necesario descartar
todas las escrituras del Nuevo Testamento que hablan de su nacimiento, y las escrituras del Antiguo
Testamento que hacen referencia profética de que Jesús Vendría. No hay un solo versículo en el Antiguo
Testamento que muestre al Hijo estando presente en aquel tiempo. Las profecías del Antiguo Testamento
en lo que concierne al Señor Jesucristo son todas futuras.
“Estudios Bíblicos Apostólicos”
Secretaría de Educación Cristiana de Argentina 16
Jesús A La Diestra De Dios
(Hechos 7:54-60)
Esta expresión se puede entender fácilmente si estudiamos la Palabra de Dios (la Biblia). Primero
debemos preguntamos ¿A quién les predicaba Esteban en aquella ocasión? ¿A gentiles o a judíos? Si
leemos los capítulos 6 y 7 del libro de los Hechos nos damos cuenta que estaba predicando a un grupo de
Judíos. La Biblia debe ser estudiada a la luz del lugar donde sucedió tal acontecimiento. Los judíos sabían
bien que “nadie jamás había visto a Dios;” y también “Y habló Jehová con vosotros de en medio del
fuego : Oísteis la voz de sus palabras, mas a excepción de oír la voz, Ninguna Figura Visteis” (Dt. 4:12,15 y
Ex. 33:20).
Los apóstoles entendían bien esta verdad Bíblica, pues se las habían enseñado desde la niñez y los
escritos del Nuevo Testamento lo afirman: “A Dios nadie le vio jamás…” (Juan 1:18); “Ni nunca habéis oído
su voz, ni habéis visto su parecer” (Juan 5:37; 6:46); “Ninguno vio, jamás a Dios” (1 Juan 4:12) ; “Por tanto,
al Rey de los siglos, Inmortal, Invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos.
Amen” (1 Timoteo 1:17); “…a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver…” (1 Timoteo 6:16).
Jesús mismo enseñó claramente que Dios es Espíritu (Juan 4:24), esta es la causa que motiva nuestra
Escritura de esta Lección, Hechos 7:54-60. En este pasaje no vamos a encontrar que Esteban diga : “Vi a
Jesús y a Dios.” Las ocasiones en el Antiguo Testamento donde la gente afirmó haber visto a Dios, deben
aceptarse como Teofanías Angelicales o también llamadas materialización de Dios en forma de ángel
(Exodo 33:20-23; Génesis 18; 19:1; Jueces 6:22; 13:21,22. En esta dispensación o período del trato de
Dios con la humanidad Jesús es la imagen misma del Dios invisible: “el cual es la imagen del Dios
invisible…” (Colosenses 1:15) y “el cual… la misma imagen de su sustancia…” (Hebreos 1:3)
Cuando Jesús nació en Belén, significa que Dios tomó forma humana y a esta forma humana se la
llama “Hijo” (porque nació de una mujer). Por lo tanto Jesucristo es la Perfecta, Completa y Permanente
Teofanía de Dios. Esto explica porque las apariciones de ángeles finalizaron a partir del nacimiento de
Jesús en Belén, puesto que “…Jesús es la imagen misma de Dios,” según Colosenses 1:15, y en Jesús
“habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,” (Colosenses 2:9). Es imposible que Dios se revele
fuera de Jesucristo : “Y nadie sabe quien sea el Hijo sino el Padre ; y a quien el Hijo lo quiera revelar”
(Lucas 10:22).
Si leemos Hechos 7:55,56, menciona que Jesús (Hijo de Dios), estaba a la “Diestra de Dios”, ¿qué
significa cuando dice “a la Diestra de Dios ? ¿Está a caso tratando la Biblia de enseñarnos que Dios tiene
un cuerpo físico como el nuestro? La Biblia prueba que cuando menciona “la Diestra de Dios”, esta
refiriéndose al lugar de Poder y Autoridad de Dios: Recordemos… “Tu diestra, oh Jehová, ha sido
magnificada en fortaleza; tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo” (Exodo 15:6).
¿Qué es lo que los Israelitas habían visto en el pasaje anterior? Esta escritura se refiere al cruce del
Mar Rojo, después de haber salido de Egipto. ¿Habían visto quizás una mano física salir del cielo y destruir
a los Egipcios? Seguro que no !! Lo único que habían visto era una manifestación del poder Glorioso del
Dios Todopoderoso (comparar Salmo 118:14-16, 17:6; 18:35; 21:18; 44:3; Isaías 44:10). Si vamos a creer
que Dios tenía un cuerpo con manos y brazos como uno de nosotros, tendríamos que aceptar que El tiene
plumas y alas como lo afirma el Salmo 91:4 e Isaías 44:10. Volviendo a la historia que nos ocupa, Esteban
era un israelita que sabía perfectamente las Escrituras judaicas.
Cuando usó la expresión “la diestra de Dios”, él quiso decir exactamente lo que Moisés dijo, cuando
usó la misma frase. Esteban afirmó ver a Jesús en el lugar de Gloria, Poder y Autoridad que pertenecía
únicamente a Dios y lo describe como “La Diestra De Dios” al igual que otros escritores sagrados. Esta es
la razón precisa por la que lo apedrearon a Esteban hasta matarlo, porque para los judíos que lo estaban
escuchando, lo que Esteban dijo era una blasfemia: Esteban estaba diciendo que Jesús era Jehová, que
Jesús estaba ocupando el lugar de Gloria, Poder y Autoridad que pertenecía completa, pura y únicamente
a Jehová.
“Estudios Bíblicos Apostólicos”
Secretaría de Educación Cristiana de Argentina 17
Este es el mismo motivo por el cual los judíos trataron de apedrear a Jesús a muerte tantas veces: “Yo y el
Padre una cosa somos… entonces volvieron a tomar piedras los judíos para apedrearle… por buena cosa
no te apedreamos, sino por la blasfemia ; y porque tu, siendo hombre, te haces DIOS” (Juan 10:27-33).
Esta fue la causa por la que lo crucificaron: “Que desde ahora habéis de ver al Hijo del Hombre sentado a
la diestra del poder de Dios, y que viene en las nubes del cielo, entonces el sumo sacerdote rasgó sus
vestidos, diciendo : Ha blasfemado ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo
habéis oído su blasfemia… es digno de muerte” (Mateo 26:63-66).
La expresión “La Diestra” no debe entenderse como una posición literal de lo que nosotros entendemos
por “Derecha o Izquierda”. Es pues una expresión figurativa que los hebreos utilizaban y que significa una
“posición exaltada, un lugar de gloria, poder y autoridad”. En Mateo 12:28 dice: “Si por el Espíritu de Dios
echo fuera los demonios…,” sin embargo leemos que Lucas 11:20 dice: “Mas si por el Dedo de Dios echo
yo fuera los demonios”, esto nos enseña claramente que el “Dedo” y la “Mano De Dios” son expresiones
simbólicas del Poder de Dios.
Juan 1:18 dice que el Hijo “está en el seno del Padre,” ¿cómo puede estar “a la Diestra de Dios” y a la vez
en el “seno del Padre”? Según el Diccionario Expositivo de palabras del Nuevo Testamento la palabra
“seno” viene del griego “kolpos” (kovlpo”) , que significa: “La parte frontal del cuerpo entre los brazos por
ello se utiliza, en sentido figurado, de un lugar de bendición con otro, como con Abraham en el paraíso (Lc
16.22). El seno, también se refiere a un puesto de honor; de la relación eterna y esencial del Señor con el
Padre. Apocalipsis 3:21 nos dice que Jesús está “sentado en el trono de su Padre”, sin embargo Hebreos
8:1 dice que esta a “la Diestra del trono”. Esto nos ayuda a entender que no está hablando de una posición
literal, sino de una expresión figurativa que denota Poder, Autoridad, Gloria y Majestad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *